Una empresa valenciana patenta una ducha giratoria para personas con movilidad reducida

Ducha de Excel Shower en el stand de la marca en Cevisama

Con sede social en Llíria y producción en la Comunitat, la empresa valenciana Excel Shower aspira a revolucionar a nivel internacional un aspecto crítico para las personas con movilidad reducida: la hora de la ducha. La firma patentó el año pasado un dispositivo dotado con una silla giratoria que permite un acceso fácil al interior de la ducha y limita el peligro de caídas.

La iniciativa trata de dar respuesta a un problema cotidiano que sufren tanto las personas con dificultades para mantenerse en pie como las que las asisten. Las soluciones que se adoptan habitualmente ante tales circunstancias se limitan a la introducción de sillas especiales en el interior del plato de ducha y a la instalación de barras de agarre para facilitar el cambio.

No osbtante, tal práctica requiere un sobreesfuerzo y deriva en dolencias tanto para los afectados como para los asistentes, más allá de la invasión de la intimidad que sufre la persona que requiere la asistencia para la ducha. Y por estos motivos la empresa valenciana ha decidido ir más allá con la creación de un producto que ya comercializa en países como Francia, Alemania o Italia.

Según detalla el responsable de la empresa Lorenzo Dufermont, la silla realiza un giro mecánico de 180 grados para trasladar al usuario al interior del habitáculo, que queda impermeabilizado gracias a la mampara circular que la recubre. Además, el asiento dispone de un elevador con capacidad de hasta 400 kilos para facilitar las maniobras de entrada y salida y lograr una mayor altura del usuario en el interior de la ducha.

Existen dos modelos: uno más amplio (el de la imagen y el vídeo que acompañan este artículo) con una puerta lateral para facilitar la asistencia, y otro más reducido en el que el espacio se limita al habitáculo de la silla. Este último modelo dispone de una ventana para facilitar la asistencia desde el exterior del dispositivo.

6.500 euros

La compañía oferta el modelo de mayor tamaño por alrededor de 6.500 euros de venta al cliente final, si bien también lo comercializa en mayores volúmenes. De hecho, según explican, es un producto idóneo para residencias u hoteles, al contar además con un cuidado diseño.

En este sentido Dufermont agrega que, más allá de su propósito originario, la ducha está ideada para integrarse en cualquier baño y ser de utilidad para cualquier usuario, padezca o no de problemas de movilidad. Con la silla mirando hacia el exterior el espacio que ocupa es el de una ducha convencional.

La innovación presentada por la firma ha sido una de las distinguidas en esta edición con el Premio Alfa de Oro que entrega cada año la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio (SECV) en el marco de la feria Cevisama.

No Comments

Post A Comment

Top
%d bloggers like this: